Edit here

4/9/08

Carlos Nino, protagonista del derecho


En estos días acaba de ver la luz el libro en homenaje a Carlos Santiago Nino, ilustre profesor de Derecho, formado en la UBA y doctorado en Oxford University en el año 1977.

Esta aparición editorial me llevó a recordar algunas anécdotas personales como alumno a la hora de estudiar las creaciones de Nino.

Nino se dedicó a la filosofía del derecho en la mayor parte de sus estudios aunque también dedicó varios libros a temas de derecho constituciional y penal.

Fue uno de los iusfilósofos argentinos que alcanzó mayor notoriedad académica a nivel internacional en la segunda mitad del siglo XX. Muchas de sus numerosas obras fueron editadas no sólo en argentina sino también en España, Italia, Estados Unidos, Inglaterra y varios de sus artículos se publicaron en reconocidas revistas jurídicas y filosófico-jurídicas internacionales.

Comenzó su actividad académica en los comienzos de los años setenta, concentrando su análisis en algunos asuntos tradicionales de la teoría general del derecho, intentando desentrañar el concepto de sistema jurídico, la polémica postitivosmo- iusnaturalismo, el concepto de validez jurídica y los problemas de interpretación y las relaciones entre moral y derecho .Sus investigaciones filosóficas estuvieron siempre orientadas a asuntos prácticos, caracterizándose por tendencias analíticas.


El resultado de sus estudios dio como fruto las “Notas de Introducción al Derecho” (Ed. Astrea, Buenos Aires, 1973), que luego de ser revisado y ampliado dio lugar al libro “Introducción al análisis del derecho” (de la misma editorial, año 1980 y Ed. Ariel, Barcelona, año 1989), texto con el cual tuve mi primera aproximacion al mundo jurídico dado que fue mi primer libro con el cual interactué como alumno universitario en teoría general del derecho alla por el año 2003.

Recuerdo que el libro me parecía complejo pero amigable, tenía letras grandes (lo cual ayudaba a mi hipermetropía congénita) y arrancaba con un capítulo dedicado a un ejercicio acerca de lo que era el derecho natural y el derecho positivo encarnando en la figura de tres jueces ideales (Cayo Ticio y Sempronio si mal no recuerdo) la resolución del juicio de Nuremberg.


El resto de las obras de Nino se dedicaron a temas variados, por ejemplo el famoso artículo acerca de las nociones de paternalismo jurídico en la redacción de la ley de Drogas, el cual tuve que leer para Roberto Saba en Humanos al cuatrimestres siguiente y que también me quemó el cerebro por completo.

Un año después, Cristina Caamaño nos explicó los tipos omisivos del derecho penal recurriendo a un artículo publicado en La Ley del año 1979 titulado "¿Da lo mismo omitir que actuar?" el cual plantea de una manera tan clara y concisa el tema que hasta el más civilista de todos los abogados lo encontraría interesante.


Finalmente, cuando cursé interpretación de la ley con Norma Costoya (materia con la cual me recibí) tuve que recurrir nuevamente a mi primer libro de facultad para refrescar el concepto de inconsistencias normativas y casualmente Nino estaba allí, detrás de un lomo color verdoso y letras blancas pero mucho más resaltado y subrayado que la primera vez que lo consulté en teoría del derecho.


Habían pasado 29 materias y su libro seguía siendo necesario... Eso es en buen libro no les parece?


Esta breve reseña es más que breve, es minúscula, hay muchisimos libros y artículos acerca de los cuales podría hablarse pero lo que destaca como denominador común es la pasión por el derecho y su estuidio que transmitía Nino en sus escritos, la sabiduría y la capacidadcreadora de

Para cerrar quiero sintetizzar los últimos años de la vida de Nino.

En los primeros años de la década del ochenta, una vez producida la restauración de la democracia en Argentina, incursionó en la política, desempeñándose como asesor de derechos humanos durante la Presidencia de Alfonsín, llegando a coordinar el “consejo para la consolidación de la democracia", tarea que no impidió que prosiguiera sus investigaciones filosóficas, encarando los problemas conceptuales referidos a la articulación y defensa de los principios básicos de filosofía política, que lo condujo a escribir “Ética y derechos humanos” (1ª. Edición, Piadós, 1984; 2ª. Edición, Ed. Astrea, 1989; posteriormente publicada en una versión modificada en inglés por la Oxford University Press, en el año 1991), donde expuso en forma completa su pensamiento moral, su concepción de la moralidad normativa y llegó a intentar establecer cuestiones de meta - ética, adoptando un enfoque constructivista que procuró derivar sus principios éticos fundamentales de las presuposiciones del discurso moral.

Estos principios eran el principio de autonomía, el principio de inviolabilidad, y del principio de la dignidad (“El constructivismo ético”, Centro de Estudios Constitucionales, Madrid, 1989). Paralelamente, se interesó en estudiar diversas cuestiones de organización constitucional Argentina, abarcando distintos asuntos prácticos, tales como las leyes de facto, el aborto, la pena de muerte, la regulación de la droga, el presidencialismo, el control judicial de costitucionalidad y el votto obligatorio entre otros, los que fueron objeto de diversos artículos y ensayos de su autoría.También escribió sobre el contexto social de Argentina, encarando la aplicación de los principios de justicia y moralidad social a la valoración práctica constitucional, que dio lugar a su obra “Un país al margen de la ley” (EMECÉ, Buenos Aires, 1992).

Carlos Nino falleció un 29 de agosto (día del abogado) de 1993 durante su estadía en la ciudad de La Paz, donde había viajado para trabajar en la reforma constitucional boliviana. Tuvo un ataque de asma que trágicamente ocasionó su muerte, llevándose a unnilustre intelectual preocupado por la realización de la justicia y la defensa de los Derechos Humanos.

-------------------------------------------------------------------------------------------------

Aquí un link que lleva algunos de los trbajos de nino en internet: www.stafforini.com/nino/

0 comentarios: